La Dra. Thalia Harmony Baillet, a lo largo de sus 45 años de vida profesional ha demostrado ser una persona con excelentes condiciones humanas, una gran maestra y una fecunda investigadora. Fue la primera Doctora en Ciencias que tuvo la República de Cuba (1969), actualmente se desempeña como Investigador Titular C del Instituto de Neurobiología de la UNAM, Campus Juriquilla y pertenece al nivel III del Sistema Nacional de Investigadores. Entre sus grupos de trabajo se encuentran la fundación de la Neurofisiología Clínica y el Centro de Neurociencias de Cuba, el desarrollo del Proyecto de Neurociencias de la ENEP Iztacala, el laboratorio de Psicofisiología, la Unidad de Resonancia Magnética y la Unidad de Neurodesarrollo “Dr. Augusto Fernández Guardiola”, estos tres últimos en el Instituto de Neurobiología. Su trabajo de investigación, sin olvidar los aspectos básicos, ha estado dirigido a la búsqueda de nuevos métodos de diagnóstico de las afecciones neurológicas y, más recientemente, a la prevención de las secuelas que los factores de daño del sistema nervioso pueden producir en los bebés.

Su obra ha sido reconocida mediante premios científicos y numerosas distinciones entre las que se encuentran la Medalla 250 Aniversario de la Universidad de la Habana otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba (1979), la Placa del Centro Nacional de

El análisis y el estudio de las pequeñas ondas que se registran a partir de la actividad eléctrica del cerebro, pueden ser información trascendental para entender problemas cognitivos como alteraciones del aprendizaje y otros tipos de trabajo mental.

Ya que el monitoreo de los registros gráficos obtenidos a partir de los encefalogramas no resultaba suficiente para el estudio de los procesos de la mente, la doctora Thalía Harmony Baillet, quien ha dedicado unos 40 años a la investigación con el uso de la electrofisiología, ha desarrollado nuevos métodos de análisis de los encefalogramas y su aplicación al hombre y al estudio de enfermedades neurobiológicas. Actualmente, Thalía Harmony, investigadora del Instituto de Neurobiología de la UNAM, trabaja en psicofisiología, es decir, en tratar de conocer cuáles son los mecanismos básicos y anatómicos que subyacen a los procesos cognoscitivos. (Galería, Jornada UNAM).

Investigaciones Científicas de Cuba en su XX Aniversario (1985), Miembro Fundador de Honor del Centro de Neurociencias de Cuba (2000), Diploma al Gran Mérito de la ENEP Iztacala (UNAM, 1985), la Medalla al Mérito Universitario (UNAM, 2001) y la Medalla Juana Ramírez  de Asbaje (UNAM, 2003). Sin embargo, sin restarle  valor a tales distinciones, quizás la más preciada de todas ellas sea la sonrisa de los padres cuyos bebés se benefician de la terapia neurohabilitadora que se lleva a cabo, bajo su dirección, en la Unidad de Neurodesarrollo “Dr. Augusto Fernández Guardiola”.